Gray Hills

De Rituales y Cazadores

El costo de la sangre

Anton Vanhoose / Clarisse Sanders (muerto) / Samuel Walston
Marcellus Giovanni Hilary Hahn

Después de la dura batalla contra Olas Oscuras en las profundidades de la mina a la noche siguiente comenzó el recuento de los daños. Todos estaban gravemente heridos pero por algún motivo Hilary no se levantaba ni siquiera después de ser alimentada con sangre. Pocos sabían que la noche anterior, antes de pelear, Marcellus había apartado a Hilary de todos para hablar a solas con ella. En ese momento la convenció de beber una muestra muy especial de sangre, aquella que le había pertenecido a la niña de cabello azul a quién Eleanore Nox intentó infructuosamente proteger. Los seres mágicos como ella llevan en su sangre extrañas propiedades que en los vástagos se reflejan de formas muy diferentes: En Marcellus y en Fayeline Nighleage / Luna Hysgarlad esa magia les confirió una belleza sobrenatural superior a la suya propia. Los vampiros deberían saber mejor y escuchar las sabias palabras del padre “No bebáis la sangre de los seres salvajes pues en su sangre corre la locura”. Esta locura se sembró en la vitae de Hilary y sin que ella lo supiera todo en su interior se bloqueó impidiendo que pudiera usar los dones de Caín como si de lodo estancado se tratara. Por este motivo siempre tuvo la desventaja durante la pelea: su fuerza, su velocidad y su regeneración eran nulas. No podría curarse jamás hasta que esa contaminación abandonara su cuerpo.
Ahora, en el refugio, sus confundidos compañeros no sabían a qué recurrir. Suvi sugirió utilizar el mismo remedio contra la peste negra en tiempos antiguos que consistía en vaciar al vampiro y molerlo a golpes dentro de un barril hasta que la enfermedad dejara su cuerpo. Nana no permitiría que nada tan horrible le sucediera a Hilary asi que decidieron esperar, Marcellus garantizó que con el conocimiento de su familia podría sacar a la ductus del letargo.
Así durante un mes todos descansaron y recuperaron sus heridas, de Olas Oscuras no se supo más y se podrían dar por derrotados. Mientras tanto por órdenes de Marcellus se dedicaron a secuestrar y reunir recipientes de sangre para poder usarlos en un ritual que levantaría del sueño profundo a la ductus.
Pasado el mes se reunieron todos a las afueras de la ciudad dentro del almacén rentado por Nana y que usualmente utilizan para vaciar humanos de su sangre. En ese lugar Marcellus colocó a Hilary dentro de una bañera vacía y en ella comenzó a verter la sangre mortal hasta dejarla completamente cubierta. A la mitad del ritual pasos se escucharon en el techo de la bodega, el señor Bigotes y Nana salieron a buscar el origen del ruido y se encontraron con Clarisse Sanders (muerto) una cazadora que les había provocado problemas con anterioridad… ¡Querían evitar el ritual! No podían permitirlo así que una batalla comenzó. Afuera luchaban la cazadora y el Señor Bigotes auxiliado por Nana que restringía la fuerza de la temible mujer. Dentro Fayeline y Doogie protegían a Marcellus de los ataques a distancia propinados por el secuaz de Clarisse quien disparaba flechas con una ballesta.
Clarisse tenía la fuerza pero el limitado espacio no jugó en su favor, cometió el grave error de perder su hacha al golpear un muro quedando el arma atascada y antes de que pudiera liberarla el Señor Bigotes corto su cabeza con gran agilidad y destreza.
El otro cazador escapó sabiendo que él solo no tendría oportunidad por lo que el ritual pudo terminar sin mayor contratiempo.
Hilary había despertado y la manada Pesadilla se encontraba completa una vez más.
Eleanore Nox observó con horror el costo de despertar a un vástago del letargo: la vida de más de una decena de humanos… Toda esa sangre derramada, todas esas familias destruidas por despertar a una criatura de la noche que solo traerá más muerte a su paso. Solo ella se dio cuenta de lo cara que es su maldición y solo en su corazón pesaron esas muertes pues para los demás miembros de Pesadilla una decena de mortales es nada comparado con tener a su Ductus a su lado.
bloodbath.jpg

Comments

Capricila

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.