Eleanore Nox

Opertura para el Olvidado

Description:

Edad:23 años
Estatura: 1.56
Peso: 50 kg
Cabello: Castaño Rojizo hasta la cintura
Medidas: 95, 60, 80
Ocupación: Chelista Profesional, Cantante, Compositora
Piel: Palida, con ligeras pecas sobre la nariz
Ojos: Almendrados
Eleanore Nox, callada, analiza todo a detalle, denotando una expresión insondable, casi indiferente, pero en el fondo se preocupa por los que la rodean, sean buenos o malos.
Al ser una toreador, le es inevitable embelesarse por la existencia humana, sufriendo en silencio por estar NO VIVA.
Es fiel a los que le ayudan, aunque no siempre demuestra sus sentimientos, a menos de que este en su limite.
Tiene un tattoo de una rosa con espinas alrededor de la muñeca.
Siempre carga con su violonchelo de madera de cedro, muy peculiar pues la madera pareciera tener un color rojo escarlata.
Carga con un guardapelo con la foto de su mejor amiga ghoul.
Su mayor sueño es tocar en la Orquesta Sinfónica de Berlín

Bio:

Eleanore Nox, ignora el paradero de sus padres, pues fue abandonada en el Orfanato de Grayhills durante una noche de otoño. Desde pequeña siempre mostró aptitudes para la música, por lo que se inicio en el coro de la capilla.
Una vez cumplido los 18 años, abandonó el orfanato para dedicarse a estudios universitarios enfocados al arte.
Escogió violonchelo, pues sentía que era el instrumento que le hacía vibrar el alma, logrando transmitir esos sentimientos a los oyentes.
Trato de conseguir audiciones en el conservatorio de Berlín, pero su poco dinero se lo impidió, por lo que se dedico a tocar en las calles a cambio de un poco de monedas, con las cuales consiguió pagar el alquiler de su departamento.
Al criarse en Grayhills, sabía moverse en las calles más complicadas, y defenderse de los que intentaban propasarse.
Pero su vida dio un giro cuando una noche común, entre la inmundicia de la ciudad, se encontraba contando lo que habia ganado ese día, cuando dos sujetos encapuchados se acercaron a ella…
Pensando que eran unos asaltantes, o violadores como la ultima ocasión, giro de golpe sacando su pequeña navaja (Regalo de su amigo, un medico forense) pero no estaba preparada para lo que iba a ver: dos pares de ojos rojos, salidos del mismo infierno, como los ojos que la seguían en sus peores pesadillas.
Lo ultimo que recuerda es que estaba en su departamento, con un ligero escozor en el cuello y las muñecas, y un hombre con mucho porte sentado, desbordando confianza en la orilla de la cama:

“Despierta y agradece, pequeña mía, que ahora tienes una segunda oportunidad de existir, o márchate y maldice, pues ahora estas muerta, y no verás más la luz del astro rey”

Le tomó de la mano y con un movimiento rápido le toco la frente diciendo: “Yo soy Slane, tu Sire”

Eleanore Nox

Gray Hills karenhdzlara